Mensaje Para La Comunidad Del Conservatorio De Las Rosas

Si Hay Priistas Traidores
24 julio, 2018
¿Como Empezó AMLO En La Política?
25 julio, 2018

El maestro Cuauhtémoc Trejo, Secretario General del Sutracon, llamó a Laborissmo para solicitarnos la publicación del siguiente comunicado. Accedemos, en atención a nuestra vocación periodística de apertura y transparencia. En él se anuncia la venta de una parte del Conservatorio. Conviene señalar que algunos medios han puesto énfasis en algunas preguntas que se desprenden del texto. La más importante: ¿quién es el comprador del inmueble, que los consejeros se niegan a revelar? Seguiremos los hilos del tema, de interés central para la cultura michoacana.

MENSAJE PARA LA COMUNIDAD DEL CONSERVATORIO DE LAS ROSAS
Buenos días a toda la comunidad del Conservatorio, maestros, alumnos, padres de familia y medios de comunicación en general.
Me dirijo a ustedes como vicepresidente de la junta de Gobierno y como padre de familia de un alumno del Conservatorio de las Rosas
Comienzo con una pregunta que seguro está en la mente de muchos de ustedes
¿EL Conservatorio de las Rosas está en quiebra?
La respuesta es: Por supuesto que no. El Conservatorio de las Rosas acaba de
resolver una crisis severa de solvencia.
Es verdad que el Conservatorio de las Rosas ha sufrido una serie de escándalos, supuestos malos manejos, demandas, etc. causado en su mayor parte por administraciones ineficientes que han ensombrecido temporal y parcialmente el nombre de la Institución, pero que no interfirió en absoluto la labor educativa que ambos planteles revisan.
Cuando acepté la invitación para participar en la Junta de Gobierno del Conservatorio de las Rosas, sin ninguna retribución económica cabe aclarar, mi apuesta fue aportar mi experiencia y darle un valor agregado a una institución que asumí, se encontraba en óptimas condiciones operativas y financieras.
Sin embargo, recuerdo que Ricardo Casiano me platicó que cuando era comisario ya había reportado su opinión respecto a los estados financieros del año 2014, que dicha información presentaba inconsistencias y no coincidía con la realidad.
Recuerdo que la primera crisis a la que yo me enfrenté fue en diciembre del 2015, cuando se nos avisó por el entonces vicerrector administrativo Félix Cortés, que no había dinero para pagar los aguinaldos. Y recordé nuevamente, que Ricardo, como Comisario, ya había levantado la mano al no estar de acuerdo con los estados financieros que presentaba esta persona.
No podía creer que una institución como ésta no pudiera cubrir una obligación ante sus colaboradores.
Posteriormente, mes a mes, en reuniones de la Junta de Gobierno en ese tiempo, en donde se nos presentaban estados financieros no claros, la frase constante del entonces rector era “El Conservatorio es financieramente sano” lo cual, viniendo de su posición, parecía una afirmación que no deberíamos cuestionar.
Fue hasta que decidimos tomar la administración del Conservatorio, en octubre de 2016, entendiendo que, por ineptitud, negligencia o dolo, o por alguna otra razón que sigo sin entender, no se nos daba la información completa.

Quiero insistir que la problemática financiera del Conservatorio es mucho más añeja que el tiempo que lleva la actual Junta de Gobierno, por lo que para mi desgracia fue un problema heredado. Pero un problema que por responsabilidad y cuestión de principios básicos debíamos de afrontar.
Entendí también que no podíamos detenernos en encontrar culpables, sino buscar la permanencia del Conservatorio que se veía vulnerada por pagos atrasados de instituciones como INFONAVIT, SAT e IMSS, lo cual me parecía y sigue pareciendo inconcebible que un directivo no levantara una alarma ante obligaciones que se tienen que pagar sí o sí, y pensara que eso era estar financieramente sano.
Me enfrenté ante una situación en la que lo más urgente prevaleció sobre los proyectos en los que podría yo haber aportado y mucho. Y más aún, me enfrenté ante cuestionamientos ante algunos medios locales que no esperaba. Ni yo ni los miembros de la Junta de Gobierno.
Insisto, el objetivo a corto plazo era la permanencia de la institución y los meses transcurrieron en la firma de convenios con el SAT, IMSS e INFONAVIT, y por supuesto continuar con la búsqueda de soluciones parciales para evitar los atrasos en los pagos de los colaboradores, una preocupación constante para nosotros.
No era a través de buscar recursos federales que esto se podría solucionar. Recursos federales además, que no llegarían jamás ante finanzas no claras.
Los meses han transcurrido, aunque para muchos, en silencio por parte de la Junta de Gobierno, para Ricardo Casiano y para mí, en reuniones constantes con delegados, con el Gobierno Estatal y el Gobierno Municipal, buscando apoyos, consejos, entendiendo que la obligación de pagos no era algo que se pudiera evitar.
Quiero aprovechar para reconocer el apoyo y apertura del gobernador Silvano Aureoles, de la Secretaria de Cultura Silvia Figueroa, del presidente municipal Alfonso Martínez, y de todos los directivos de sus gobiernos, por los espacios de diálogo en búsqueda de soluciones definitivas.
Agradezco a los delegados de INFONAVIT, SAT, IMSS que buscaron caminos para poder ayudarnos sin dejar de lado su responsabilidad de lograr que se paguen los adeudos.
Finalmente, el futuro nos alcanzó, y ya no fue posible postergar lo inevitable.
A pesar de continuar operando, comenzamos con embargos precautorios por parte de las instituciones, como parte de un proceso obligatorio ante los atrasos y ausencias de pagos.
Literalmente tapábamos un hoyo para abrir otro.

Y nos enfrentamos a lo que finalmente nos puso al borde del colapso, el embargo de cuentas bancarias, que nos impedían destinar los recursos al pago de obligaciones, entre ellas los sueldos de los colaboradores.
A partir de enero, nos dedicamos a financiar de manera artificial la operación de los últimos meses, a través de préstamos de terceros, con la firma de pagarés por parte de Ricardo y mía, y con nuestro propio dinero para bajar la presión en la comunidad del Conservatorio, pero no era sostenible.
Fue por eso por lo que decidimos tomar un camino definitivo, buscando no afectar absolutamente nada la operación de ambos Campus y e iniciar la recuperación financiera que dé una verdadera certidumbre a los maestros, a colaboradores, a padres de familia y a alumnos de esta noble institución.
Decidimos ser pragmáticos.
Pusimos sobre la mesa diferentes caminos y el único que no afectaba a las instalaciones de ninguno de los campus fue el vender una sección de terreno no utilizado en el campus Carlos Prieto, que no compromete absolutamente nada de las áreas que actualmente usan los alumnos.
Precisamente fue al maestro Carlos Prieto, asociado y uno de los benefactores más importantes del Conservatorio y a todos los asociados a través de Asamblea a quienes se les solicitó su autorización para proseguir con esta iniciativa.
Adicionalmente, se obtuvieron todas las autorizaciones y permisos necesarios de parte de los Gobiernos Estatal y Municipal para realizar esta operación cumpliendo a cabalidad con todas las leyes y reglamentos aplicables.
Recordé en repetidas ocasiones que solicitamos apoyo del municipio para limpiar esa sección de terreno que prácticamente era un baldío.
El campus Carlos Prieto tiene necesidades muy específicas y en prioridades, no estaba el crecer éste en el corto, mediano y ni en el largo plazo.
Ante la presión de la comunidad, tampoco podíamos ofertar al público en general este terreno, no solo por cuestiones de seguridad sino por evitar traer a la mesa a un posible comprador que construyera algo que fuera en contra de la filosofía de un plantel educativo.
No íbamos a permitir que por solucionar un grave problema, a la postre tuviéramos un problema diferente como, por ejemplo, un bar.
Nos avocamos a tocar base con la gente y empresas que conocemos y logramos concretar propuestas que estuvieran a precio comercial, pero es importante aclarar que todo esto se ha negociado en base a un rescate financiero y no a una transacción de orden mercantil/comercial.

Esta transacción nos permitirá finalmente cumplir con las obligaciones que se vienen arrastrando desde hace muchos años, y recuperar la estabilidad financiera que nos permita concentrarnos en lo que parecía no era urgente, pero es necesario para la institución, que, entre otros, menciono:
• Retomar la figura de un rector. No podíamos pensar en traer a un rector ante una situación como ésta sino estábamos en condiciones de pagar y asegurar un sueldo para éste. El Conservatorio de las Rosas se merece un rector que luche por la institución y un rector que pueda pagársele puntualmente.
• Retomar el proyecto del auditorio del campus Carlos Prieto, para tener una sala de conciertos digna para el oriente de la ciudad, que permita tener un nuevo punto cultural adicional a los que existen en el centro histórico de Morelia. Este proyecto se quedó trunco desde hace muchos años y es importante retomarlo. Y es de los proyectos que jamás se pusieron en la mesa por parte de ningún directivo.
• Trabajar en el reforzamiento de la logia y del claustro del campus Miguel Bernal. En mi experiencia nunca hubo mención alguna acerca de las necesidades de hacer trabajos de restauración tan necesaria para un edificio tan emblemático del centro histórico de Morelia.
Afortunadamente ya se tienen avances con el INAH.
• Reforzar la vinculación con otras instituciones de México y el mundo, lo cual, en mi
experiencia como miembro de la Junta de Gobierno y padre de familia de un alumno del Conservatorio de las Rosas es totalmente desconocida. Y me refiero de manera institucional, pues sé por muchos maestros los esfuerzos particulares que hacen continuamente por sus alumnos para tomar clases o cursos que complementen su preparación.
• Ser una institución que ofrezca maestrías para sus alumnos. Me compartieron un documento de hace muchos años donde se anunciaba que en enero de 1995 iniciarían las maestrías. No sé en qué quedó esto, pero nunca más volví a escuchar acerca de las maestrías que un rector debería luchar por conseguir. Y para el maestro que afirmó en una carta que escribió la existencia de maestrías, le confirmo, no hay aún maestrías.
• Reforzar la relación con los gobiernos federales, estatales y municipales buscando recuperar los apoyos económicos que en algún momento existieron, previo a nuestra gestión.
• Apostamos que el nuevo gobierno federal tendrá una fuerte orientación cultural y que la próxima secretaria de cultura, encuentre en el Conservatorio de las Rosas un aliado como generador de talento musical y cultural del país. Lo mismo esperamos con el presidente municipal electo Raúl Morón. Estamos seguros que así será.
• Reforzar la relación con la iglesia, pues ésta tuvo una parte muy importante en la historia del Conservatorio y es importante reconocérselo.

• Tener un diálogo abierto entre los diferentes públicos. Muchos de los que aquí se encuentran conocen de mi apertura y los espacios que hemos tenido para dialogar.
• Establecer vínculos con los exalumnos del Conservatorio que están triunfando en diferentes partes del mundo y que estoy seguro quieren regresarle algo a su alma mater. Lograr verdaderas redes de exalumnos. Un reto importante para el nuevo
rector.
• Realizar auditorías forenses para entender por qué llegó el Conservatorio a esta
situación tan delicada. Insisto que lo apremiante es el rescate financiero pero la
rendición de cuentas también lo es.
• Lograr fuertes sinergias del Conservatorio en los diferentes proyectos culturales que
existen en Morelia y que estoy seguro seguirán existiendo. ¿A quién de ustedes no le gustaría disfrutar de funciones de cine musicalizadas en vivo, y qué mejor por músicos del Conservatorio de las Rosas? Realizar esto no fue una idea del entonces Rector. Fue una que traje a la mesa y que ya es una realidad en muchos lugares en el mundo.
• Impulsar y reposicionar a los Niños Cantores de Morelia, como uno de los coros más importantes del país. Es muy importante que se conozca el gran trabajo que el maestro Hernán Cortés está haciendo con los niños cantores.
• Desarrollar un programa de becas para invitar a donantes externos a contribuir con parte del costo de la educación de nuestros alumnos. Que se vuelva un verdadero incentivo para el talento y esfuerzo de los estudiantes.
• Saldar los préstamos personales, que, aunque no son exigibles, tenemos una obligación moral de responder al apoyo desinteresado que tantas personas nos han dado.
• Continuar trabajando en los casos de Francisco Bernal para que rinda cuentas y de Maria Eugenia Cuevas para que regrese al Conservatorio el Café de las Rosas, cuentas pendientes que aún tienen con la AC.
• Continuar trabajando legalmente en quien o quienes resulten responsables de esta situación financiera insisto, no provocada por la por la actual Junta de Gobierno.
• Y muchos proyectos más que solo cerrando filas con alumnos, maestros, padres de
familia lograremos garantizar que el Conservatorio se consolide cada día más como una de las instituciones culturales más importantes del país.
Quiero públicamente disculparme con la comunidad del Conservatorio por la secrecía que hemos tenido respecto a toda esta situación, secrecía que era necesaria en un proceso de rescate financiero tan particular así como por los ataques infundados a que estuvo expuesta la Institución durante este tiempo. Muchos de ustedes confiaron sin saber en qué consistía este rescate., algunos no nos dieron el beneficio de la duda. Lo entiendo. La confianza se gana con hechos, no con palabras.

Una disculpa a los maestros y padres de familia por no darles una respuesta inmediata a todas sus inquietudes.
Maestra Sole, maestro Manuel, maestro Eduardo, maestra Nikka, maestra Dahlia, maestro Juan Sebastián, maestro Cuauhtémoc, maestro Nacho, maestro Eduardo, maestra Claudia Paola, maestro Hernán, maestro Enrique, maestro Pashkov, maestra Ivonne, maestra Gladys, maestro Rodrigo Nefthaly, maestro Juan Antonio, Ivone, Carlos, Norma, Lalo, Lupita, Eduardo, y tantos más que de manera honesta y directa se acercaron personalmente y no pude responderles y decirles algo más que pudiera tranquilizarlos.
Y públicamente, quiero agradecer al CP Joel Rosas por la ética y el trabajo que ha realizado, y por lo mucho que ha tenido que soportar. Todo nuestro respeto para ti Joel.
Decidí salir públicamente ante los terribles señalamientos de dos maestros en particular en donde hablan sin conocimiento y que quisiera pensar, por presiones económicas personales, algunos de los terribles señalamientos que han hecho sobre Ricardo y sobre mi persona.
Se han publicado noticias sobre desvío de recursos en el Conservatorio. Negamos categóricamente lo anterior.
Resulta contradictorio que se desvíen recursos congelados, pero invitamos a quienes los publicaron a que muestren las pruebas de su dicho, que, en caso de no presentarlas, será un desmentido automático de dichas afirmaciones.
No estoy dispuesto a que se nos señale ante algo así de grave cuando lo único que le hemos dado al Conservatorio es nuestro tiempo, nuestro trabajo y a últimas fechas hasta nuestro dinero sin goce alguno de sueldos.
Entiendo perfectamente que los huecos de información se llenan con desinformación, con rumores, con falsas noticias, que, además, se ha aprovechado por aquellas personas que han probado en repetidas ocasiones no querer a la institución y anteponer sus intereses personales a los del Conservatorio. Eso se lo dejo a sus conciencias.
Quiero aclarar que el diálogo está abierto con los colaboradores del Conservatorio, nunca con grupos aislados como algunos pretenden generar.
Quiero además aclarar, y adelantándome ante una posible pregunta, que no haremos público al comprador del terreno del Campus Carlos Prieto. Lo que sí es agradecer la buena disposición que se tuvo para concretar esto.
Estamos gratamente sorprendidos de la cantidad de personas que han creado redes de ayuda, muchos de ellos no con dinero. A veces solo el apoyo moral ha bastado.
Quiero aclarar varios puntos para acabar con cualquier especulación:

¿Cuáles son los adeudos del Conservatorio de las Rosas?, insisto y no me cansaré de insistir, adeudos que tienen su origen en tiempos del ex rector, cuyas consecuencias generaron la crisis antes mencionada y afortunadamente ya resuelta.
• Adeudos SAT, IMSS, INFONAVIT. Las suertes principales suman 15 millones de pesos y apostamos por la condonación de al menos el 90% de intereses y pagos moratorios que se logran por cubrir la totalidad de las suertes principales. Estamos seguros de que estas instituciones aplicarán estos beneficios por los pagos que se estarán realizando en breve.
• Adeudos de préstamos personales no exigibles, 5 millones de pesos. Nuevamente gracias a todos los que en algún momento se han sumado a ayudar al Conservatorio de las Rosas.
Rectoría, como mencioné, no se buscó un nuevo rector ante la crisis financiera por la que atraviesa el Conservatorio de las Rosas. No porque, como señalan, no quisiéramos tenerlo. Es absurdo que crean que no queremos a alguien haciendo la labor que ni Ricardo ni yo podríamos hacer porque no somos músicos. Yo ya he tenido reuniones en corto con muchos maestros que seguro algunos están presentes, para intercambiar ideas sobre lo que debe hacer un nuevo rector y lo que no debe hacer. Me queda claro, que mucho de lo que no esperaría ver en esta nueva figura y no quiero que se repita es lo que viví con el ex rector.
Futuro del Conservatorio,
Hoy las cuentas del Conservatorio cuentan con recursos, generados por las colegiaturas de los padres de familia que han cumplido cabalmente con su parte, recursos que, como mencioné anteriormente están congelados por el INFONAVIT y que por mucho pueden cubrir muchos de los adeudos pendientes.
Se están realizando los trámites para desbloquear nuestras cuentas, lo cual quedará solucionado antes de 30 días.
Afortunadamente hoy puedo compartirles que cerrada la operación de venta de la fracción del terreno no utilizado del campus Carlos Prieto, insisto, con todas las autorizaciones y trámites estatales y municipales, y como solución emergente, pudimos cubrir las nóminas atrasadas y que es el primer paso del saneamiento financiero que hemos iniciado y que se verá poco a poco reflejado en las próximas semanas. Es importante mencionar que los recursos de esta operación están etiquetados por nuestra Asamblea de Asociados los cuales están destinados exclusivamente para cubrir las obligaciones que tenemos con las instituciones de gobierno y que nos ayudará también a contar con finanzas que nos permitan operar de manera regular.
Una vez realizados los pagos de nuestras obligaciones, se realizará una nueva Asamblea de Asociados para presentar el informe de los pagos realizados y para presentar nuestro Plan Estratégico que incluye las iniciativas arriba mencionadas para iniciar una nueva etapa en

la vida del Conservatorio de las Rosas, dedicada a la educación y difusión de la cultura musical de Morelia.
Gracias a los maestros, a los colaboradores, a los alumnos que anteponen a este gran Conservatorio, éste continuó operando a pesar de todo. Ante la pregunta que en corto me hicieron algunos de ellos respecto al Conservatorio de las Rosas, les confirmo que nuestro querido Conservatorio continuará adelante como uno de los semilleros musicales más importantes de la ciudad, del estado y del país. Y lo afirmo no solo con el compromiso de un miembro de la Junta de Gobierno a la cual represento, sino como padre de familia de un alumno que en este mismo escenario me ha demostrado la calidad de maestros que aquí laboran.
Recursos Federales. Fuera del apoyo a un grupo de 13 alumnos que actualmente estudian con el beneficio de un programa específico de becas y que lleva 3 años operado fueron beneficiados, actualmente el Conservatorio de las Rosas NO maneja recursos públicos. No hay donativos de origen público. Es importante mencionar esto, porque ha habido maestros y personal ajeno al Conservatorio de las Rosas que han afirmado la existencia de recursos federales y estatales. Por favor, públicamente los invitamos a que nos digan dónde están. En verdad, nos ayudará mucho que nos compartan algo que nosotros no sabemos.
A los medios, un gran favor, ejerzan su vocación de comunicadores complementando sus notas siempre con una contraparte, con la otra versión y vehementemente los invitamos a asistir a los conciertos que aquí se presentan. Sean testigos del talento que aquí se vive en cada temporada. Hay también historias buenas qué contar y la ciudad se las merece.
En verdad espero que la próxima vez que nos saludemos sea en un concierto y que la próxima vez que los lea sea hablando de todo lo bueno que tiene el Conservatorio.
Yo seguiré trabajando a título personal con el Conservatorio, refrendo mi compromiso con Ricardo Casiano, presidente de la Junta de Gobierno actual, quien ha liderado este rescate financiero, junto con el resto de los miembros de la Junta de Gobierno, en quienes he encontrado honestidad y un apoyo constante, sobre todo en los momentos en que se antoja tirar la toalla; mi compromiso con todos los miembros de la Junta de Gobierno, con los padres de familia que como yo, quieren la mejor escuela para sus hijos, con las maestras, maestros y colaboradores que he tenido la fortuna de conocer, a quienes respeto y admiro.
Y finalmente invitamos a toda la sociedad moreliana para que se involucre en éste o en cualquier proyecto en beneficio de nuestra ciudad. Es a través del trabajo en conjunto, de la sociedad civil y de los gobiernos, que podemos lograr mucho más. Ya es tiempo de involucrarnos y no esperar que los problemas los resuelva alguien más.
Muchas gracias a todos y seguiremos trabajando con el apoyo de muchos y seguramente con el cuestionamiento de algunos. Queda aún mucho por hacer. El Conservatorio de las Rosas se lo merece.

Termino con una frase que me gusta mucho: “Sólo con el tiempo sabremos lo que es verdad, porque la mentira no prevalece”
Y como bien dijo el maestro Eduardo Solís, lo que prevalece es esto, el Conservatorio de las Rosas.
Muchas gracias
Ramón Ramírez Guzmán Vicepresidente de la Junta de Gobierno Conservatorio de las Rosas
Laborissmo seguirá informando…


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/laborissmo/public_html/wp-includes/functions.php on line 5277