Y Seguimos Con Las De Vaqueros…

Retira El PRI Tres Temas Sobre El IMSS y El ISSSTE
29 marzo, 2016
Sigue la Policía De Morelia, Sin Estrategia De Seguridad…
30 marzo, 2016

Una de Vaqueros. . .

Arturo García Gaytán. https://pandemiaradio.radio12345.com/ https://periodismoferoz.blogspot.mx/ https://periodistarural.blogspot.mx/

en twitter: @arturo_ggaytan

en facebook: Arturo García Gaytán

Se cree diferente, más no lo es; es un reflejo

de sí mismo y se dice independiente…

Un partido bien partido. Todavía no arrancaba el proceso electoral formal y el Partido Revolucionario Institucional ya daba muestras de severas fracturas, tanto en su estructura, como en cuadros, sectores y militantes. Los números de la elección no mienten.

Los grupos políticos al interior se dividieron por intereses creados, algunos, otros, se alquilaron al mejor postor. La nefasta influencia del virrey Alfredo Castillo Cervantes la siguen padeciendo los priistas incluso a estas alturas del calendario.

Al no haber un relevo generacional en sus filas, el PRI se entregó a una especie de septicemia que le devora por dentro y lo refleja en las urnas y el pobre desempeño de los cuadros que acceden a espacios de representación no alcanza para resarcir las heridas ni mucho menos las fracturas.

Un caso sintomático de la descomposición del tricolor es el municipio de Morelia, feudo indiscutible de Fausto Vallejo Figueroa, quien ostenta el control absoluto en barrios, colonias y tenencias, de tal manera que se ha dado el lujo de endosarle a Acción Nacional, un par de veces su patrimonio.

Sableador López Orduña incluso utilizó la alcaldía moreliana como plataforma para buscar la gubernatura, claro, sin el apoyo e inercia de Fausto perdió de fea manera.

En esta elección Vallejo Figueroa fraguó una venganza con aroma a harakiri, pues pegó gente a la campaña del Chon, pegó gente a la campaña de los candidatos a diputados locales y perdieron rotundamente.

Esta ocasión, en Morelia su estructura operó a favor de Alsonso Martínez Alcázar, quien además contó con la bendición de Luisa María Calderón, quien entregó otras tres presidencias municipales que han sido bastiones panistas.

Hay quien asegura que incluso Fausto apoyó a Alsonso para obtener las firmas suficientes que le dieron el registro ante el IEM para ser candidato y es que quien conoce Morelia y conoce a Fausto, sabe que no hay votos sueltos ni útiles, todos los sufragios son direccionados.

La traición del ex alcalde y ex gobernador no pasó desapercibida ante los sectores y militantes priistas de cuño, lo que ha provocado que el otrora líder y guía se ausente de eventos de estructura, es más, en el último aniversario de su partido se excusó al no asistir, pero mandó a su hijo.

A la fecha Fausto Vallejo Figueroa ha recorrido 28 colonias de Morelia, y visitará más, de tal manera que al ver copados los espacios en el PRI, pueda aspirar a ser candidato de algo, pero por un partido alternativo. Se escuchan rumores muy fuertes de que hay grupos de políticos de los tres partidos grandes que están por registrar un instituto político o partido.

Por cierto, esa nefasta intención de colar a su vástago en el escenario político pinta mal, más si Faustito va de la mano del Moches Núñez Aguilar, hoy

flamante diputado local y sobre quien pesa la sombra negra de haber sido pillado en grabaciones de audio desfalcando las arcas del erario.

Ahora corresponde a Víctor Silva Tejeda comenzar la reconstrucción del PRI michoacano, desde sus sectores al exterior y darle certidumbre a sus militantes que hay partido para competir, que no todo está perdido. Mucho trabajo tiene por delante el también diputado federal. Recuperar la confianza y apoyo de las bases deberá ser prioridad.

Como en el caso del Congreso del estado, donde siete diputados priistas dicen desconocer la coordinación de Adriana Hernández Íñiguez, dizque por ser bastante incapaz, insensible y apática, aunque en los pasillos del Palacio Legislativo se ventila que son posiciones y metálico lo que los llevó a separarse.

A grandes rasgos se dividen en quienes los que apoyan a Raymundo Arreola Ortega para que éste entrone a su hijo como integrante del Tribunal de Justicia Administrativa y quienes están en contra. Hay voces entre los institucionales que conceden que la marioneta de chuche Sierra es bastante torpe, pero que debe imperar la institucionalidad, dicen también.

Total, si la intención de los disidentes tricolores es no constituirse como un grupo parlamentario, ¿por qué bloquearon las designaciones de convenios para medios de comunicación?

En el tema de la CNC se sabe que, siete de los once aspirantes se han sumado para apoyar a Jesús Luna como nuevo dirigente estatal de la Liga Campesina y evitar una lucha intestina ociosa y desgastante. Sin embargo, hay dos personajes que dan al traste con la propuesta de unidad.

Uno de ellos, viejo conocido que por más que se le conmina a apegarse a los estatutos y sujetarse a las propuestas de sus demás compañeros, opta por filtrar líbelos y golpear mediáticamente a quien de verdad tiene oportunidad de ganar, incluso, una elección interna. Este personaje cree que todo lo merece y no, nada más apartado de la realidad.

El otro, un esquirol perredista que no obstante haberse exhibido como un ebrio intransigente e imbécil, culpa a medio mundo de su desgracia. Es conocido en Uruapan por trabajar en campañas electorales a favor del PRD, lo mismo que una de sus hijas.

Resulta que don Mata iba a ser candidato a síndico, era un hecho, pero nadie contó que en un evento de estructura en la sede de la CNC, iba a beber más de la cuenta y a comenzar a hostigar a su candidato a gobernador, El Chon. A la salida del candidato lo abordó y tuvo la ocurrencia de decirle enfrente a medio mundo que le pagaba 300 mil pesos por la candidatura a síndico.

Eso le valió ser vetado por El Chon y todos los demás, por eso ahora, El Mata se dedica a ensuciar el proceso de selección de dirigente estatal de la CNC, lo que no cuenta es que con su salida nadie, absolutamente nadie va a extrañarlo ni a llorarle, es más, se está tardando, dicen.

Para Alsonso Martínez se agotó el tiempo y el beneficio de la duda no le alcanza para seguir haciendo y diciendo estupideces. Primero, manda al secretario del ayuntamiento a decir que cobrará impuesto a sexoservidoras; luego, se le ocurre pagar publicidad para promocionar al municipio, pero utilizando las torres de la catedral de Chinches Quietas.

La última batea de babas de Alsonso: congregar en su contra actores políticos, sociales y un largo etcétera con la ideota de imponer en Morelia el sistema de fotomultas, el mismo que ha sido un fracaso en la Ciudad de México, ahora, la versión tarasca a manos del menonita región 7.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/laborissmo/public_html/wp-includes/functions.php on line 5277